miércoles, 3 de diciembre de 2014

El salto vertical desde el punto de vista cinemático y dinámico

Si tenemos que definir lo que es un salto vertical, lo presentaríamos seguramente como el acto de levantar el centro de gravedad de nuestro cuerpo lo más alto en el plano vertical únicamente con el uso de los propios músculos. Es utilizado frecuentemente en muchos gestos en la práctica deportiva y en algunos de la vida cotidiana. 

Encontramos dos tipos de salto vertical: el primero “salto vertical de pie”, corresponde a un salto vertical desde cero y que no incluye medidas en absoluto, y el segundo el “ejecución de salto vertical” que se refiere a uno después de un enfoque o correr para ayudar a añadir energía para el salto en un esfuerzo por mejorar el de pie. Sirve de medida de referencia para los atletas. Este movimiento (salvo en los test balísticos que se realizan con las manos en la cintura) va siempre acompañado de un balanceo de los brazos que nos ayudan en el impulso. Es posible introducir mejoras en este movimiento. Por eso tenemos que fortalecer los músculos principales y principalmente en el tren inferior. 

También se necesita un entendimiento del equilibrio y del control del cuerpo, ya que usar todo nuestro cuerpo nos permite obtener mayor velocidad al despegar. Diferentes estudios han encontrado que la técnica aumenta el desempeño del salto vertical cuando se usa el balanceo de los brazos, el cual consigue un aumento en la altura y en la velocidad del centro de masa (CM). El aumento en la altura se origina en el momento del despegue debido a la elevación de los brazos y en la velocidad, el aumento proviene de una serie de eventos que permiten que los brazos generen una energía temprana y posteriormente se transfiera al resto del cuerpo durante la etapa posterior del salto. La energía proviene de las articulaciones de brazos y codos, así como del trabajo extra realizado por la cadera. Uno de los ejemplos donde más claro podemos ver este salto vertical aplicado al deporte es en el bloqueo que se utiliza en el voleibol, donde el jugador pegado a la red, despega lo más alto posible para interceptar el remate del equipo contrario. 


video

Desde el punto de vista biomecánico, se parte de una posición inicial erguida con tobillos a 90⁰ y 180⁰ en tobillos y caderas, para ya luego realizar la flexión de rodillas para ayudar a la impulsión. Desde el punto de vista cinemático y dinámico podríamos diferenciar varias etapas: 

Punto de partida del salto vertical: El saltador relaja las piernas y los músculos de la cadera permitiendo a las rodillas y las caderas flexionarse bajo el efecto de la gravedad. La fuerza resultante del salto se vuelve negativa, el centro de masa del saltador está bajando y la aceleración es negativa. 

Punto de aceleración mínima: El saltador ha comenzado a activar los músculos de las piernas pero el centro de masa corporal CMC está todavía moviéndose hacia abajo. La fuerza resultante sobre el centro de masa es todavía negativa. 

Punto de velocidad mínima: La fuerza resultante es ahora positiva, el saltador se acelera hacia arriba, si bien se sigue moviendo hacia abajo. 

Punto de altura mínima (velocidad cero): Fase de empuje donde el saltador se mueve hacia arriba y extiende las rodillas y la cadera. La velocidad es ahora positiva y hacia arriba. Para muchos saltadores la máxima reacción ocurre tempranamente en esta fase, rápidamente después del punto más bajo del movimiento. 

Punto de equilibrio de fuerzas (aceleración cero): La fuerza de reacción cae por debajo del peso corporal. La fuerza resultante sobre el saltador y la aceleración del centro de masa son negativas. El centro de masa está todavía moviéndose hacia arriba pero ha comenzado a detenerse debido al efecto de la gravedad. 

Punto de despegue: Fase de vuelo (ascenso). El centro de masa corporal se mueve hacia arriba, con un movimiento desacelerado, por la acción de la fuerza peso. 

Punto de máxima altura: Fase de vuelo (descenso). El centro de masa corporal se mueve hacia abajo (velocidad negativa) y la velocidad está aumentando. 

Punto de aterrizaje: Primer contacto del pie con el suelo, la fuerza de reacción muestra un agudo pico consecuencia del impacto. 

Punto de recepción: Después de la fase de aterrizaje, realizamos un movimiento de flexión de rodilla para “absorber” el choque y aliviar las rodillas. 

En esta fase la fuerza realiza el camino inverso que antes, entonces en la primera fase la que preceda el salto la fuerza se transmite de los pies hacia la cabeza, aunque ahora pasa por el otro sentido pues de la cabeza hacia los pies. 

Punto final (retorno a la posición inicial): Es la última fase que podemos describir en el salto vertical siguiendo a los imágenes, después de la recepción retornamos en nuestra posición inicial, en bipedestación “normal”. 



BIBLIOGRAFÍA
  • http://valdarial12.wordpress.com/conceptos-3/ 
  • http://en.wikipedia.org/wiki/Vertical_jump 
  • M T Miralles, R Paterson, A Paterson, C Barros, R Vecchio, I Ghersi. Estudio Integrado de la Etapa Positiva de un Salto Vertical con Contramovimiento y Balanceo de Brazos. Comunicación. XVIII Congreso Argentino de Bioingeniería SABI 2011 - VII Jornadas de Ingeniería Clínica. Mar del Plata, 28 al 30 de septiembre de 2011. 
  • Lees, A., Vanrenterghem, J., De Clercq, D. J. (2004).The maximal and submaximal vertical jump:implications for strength and conditioning. Strength Cond Res. Nov;18(4):787-9 
  • Catalina González Cruz, Federico Bregains, Ariel Braidot. Análisis cinemático del salto en pacientes sin patologías en extremidades inferiores. Revista Ingeniería Biomédica .ISSN 1909–9762, volumen 2, número 3, enero-junio 2008, págs. 33-39 

No hay comentarios:

Publicar un comentario