martes, 5 de abril de 2016

Test de la postura de la pelvis

¿CUÁLES SON LOS MEJORES TEST PARA EVALUAR LA PELVIS? ¿SON BUENOS INDICADORES DE LA PATOLOGÍA?

La cintura pélvica forma la base del tronco y lleva a cabo la unión entre éste y  los miembros inferiores.  Se encarga de la transmisión de fuerzas desde la columna vertebral, es un punto de inserción de músculos del tronco, el periné y la extremidad inferior  y además contiene, sostiene y protege las vísceras pelvianas.


La articulación principal de la pelvis es la sacroiliaca, formada por los dos huesos ilíacos (simétricos) y el sacro (asimétrico, fusión de 5 vértebras). Se encarga de estabilizar y repartir el peso del miembro superior entre los dos coxales.

Es una articulación poco móvil, de tipo anfiartrosis con fibrocartílago que presenta unos ligamentos potentes que les dan estabilidad:

Los movimientos de la articulación sacroiliaca son:

  • Eje transversal : Nutación (base del sacro a ventral/caudal)
  • Eje sagital: Flexión lateral derecha o izquierda
  • Eje longitudinal: Rotación hacia la derecha o a la izquierda

Existen numerosos test para evaluar la pelvis, los más utilizados por los profesionales son:


TEST DE GILLET

Se utiliza para identificar el lado de la disfunción para la sínfisis púbica y un posible bloqueo en la articulación sacroiliaca.

Se coloca al paciente de pie con el fisioterapeuta sentado detrás. Se posiciona el pulgar izquierdo sobre la parte posterior de la espina iliaca postero-superior izquierda y el pulgar derecho sobre la cresta sacra a la misma altura.



En esta posición se pide al paciente una flexión de cadera y rodilla izquierda al menos en cada una. Finalmente, se repite el proceso en la parte derecha.

El test es negativo, cuando el pulgar izquierdo situado sobre la espina iliaca postero-superior izquierda se desplaza hacia abajo respecto al pulgar situado en el sacro.

El test es positivo, cuando el pulgar situado sobre la espina iliaca postero-superior se mueve hacia arriba respecto al pulgar del sacro.

En circunstancias normales, el ilion del lado que tratamos tiene que descender y la espina iliaca debe deslizarse desde medio hasta 2 cm en dirección caudal. Si existe bloqueo, la espina iliaca se mueve incluso hacia craneal.






MONOPODAL DE LA CIGÜEÑA

El test monopodal de la cigüeña es más específico para la restricción de la articulación sacroiliaca que el test de flexión en bipedestación. Es útil para diferenciar un test de flexión en bipedestación positivo bilateralmente de uno negativo.

Se coloca al paciente de pie con el fisioterapeuta sentado detrás. Se coloca el pulgar izquierdo sobre el hiato sacro y el derecho al mismo nivel, pero sobre la cara postero-inferior del hueso iliaco.


Se pide al paciente una flexión de cadera y de rodilla de 90°. Se repite el mismo proceso con la pierna contraria.

En la respuesta normal el pulgar derecho se desplaza lateral, caudal y ventralmente. Si es positivo, el pulgar derecho se desplaza cefálicamente con respecto al pulgar izquierdo situado en el sacro.



SIGNO DE ADELANTAMIENO “STANDING FLEXION”

Se realiza para valorar la posible disfunción a nivel de articulación sacroiliaca, por ejemplo osteoartritis, artritis reumatoide o espondilitis anquilosante.



Le pedimos al paciente una flexión de tronco. Las dos EIPS deberían estar a la misma altura antes y después de esta flexión de tronco. Si alguna de ellas asciende antes que la otra, podría indicar bloqueo de la articulación SI del mismo lado.
           



TEST DE DOWNING

Se utiliza para valorar la movilidad de la articulación sacroiliaca, relajando la musculatura y los ligamentos. Es una manipulación rápida con resultado a corto plazo, importante para el alivio del dolor y el aumento de la movilidad

A)ESTABILIZACIÓN DE LA PELVIS/CADERA

La estabilización de la pelvis permite analizar la diferencia de longitud entre las piernas del paciente. Primero necesitamos medir la longitud anatómica de cada pierna (desde el trocánter mayor del fémur hasta el maléolo del peroné) para saber si son iguales o no.

Se coloca al paciente decúbito supino con las rodillas flexionadas. Se fijan sus tobillos contra la camilla y se le pide que eleve la pelvis.



Si a la altura de los maléolos  hay una pierna más corta significa que hay una restricción de la bascula anterior del iliaco, si hay una más larga la restricción será de la báscula posterior.



B) TEST DE ALARGAMIENTO

Este test tiende a anteriorizar el ala ilíaca, por tanto, a aliviar un posible bloqueo en la parte posterior. Se coloca al paciente en decúbito supino y mediante movilizaciones pasivas se realiza una flexión de rodilla y  abducción, rotación externa y flexión de cadera seguida de una extensión.


Se comprueba si la pierna se alarga respecto a la otra. En caso de ocurrir lo contrario, se concluye que el ilíaco está posteriorizado, pues no puede anteriorizarse.

C) TEST DE ACORTAMIENTO 

Este test tiende a posteriorizar el ala ilíaca, por tanto, a aliviar un posible bloqueo en la parte anterior. Se coloca al paciente en decúbito supino y mediante movilizaciones pasivas se realiza una flexión de rodilla y  abducción, rotación interna y flexión de cadera seguida de una extensión.

Se comprueba si la pierna se acorta comparándola con la otra. En caso de ocurrir lo contrario, se concluye que el ilíaco está anteriorizado, pues no puede posteriorizarse.



TEST DE PATRICK

Evalúa la presencia de una posible patología a nivel de la articulación sacroiliaca y de la cadera. Se realiza con el paciente en decúbito supino (tumbado boca arriba) con la cadera en flexión, abducción y rotación externa. Se flexiona la rodilla y se coloca el maléolo externo (tobillo) sobre la rotula de la pierna opuesta. Con la mano en la parte distal del fémur empujamos a dorsal.

El test es positivo si se produce dolor a nivel de la sacroiliaca o la ingle, lo que podría ser indicio, por ejemplo, de una artritis de la cadera.




CONCLUSIÓN

Según la evidencia científica, la eficacia de todos estos test para la valoración postural global de la pelvis reside en su realización en conjunto ya que cada uno se encarga de analizar un aspecto concreto de ella.

No sirven para determinar una patología específica, sino que se encargan de valorar la hipo e hipermovilidad y la presencia de dolor en éste segmento corporal. He aquí la importancia de complementarlos con otros.


¿QUÍERES SABER MÁS?
  • http://www.ucam.edu/sites/default/files/revista-fisio/04evaluacion_y_tratamiento_de_la_articulacion.pdf
  • http://www.efisioterapia.net/articulos/anatomia-biomecanica-y-tratamiento-la-articulacion-sacroiliaca
  • Vrtovec T, Janssen MM, Likar B, Castelein RM, Viergever MA, Pernuš F. A review of methods for evaluating the quantitative parameters of sagittal pelvic alignment. Spine J. 2012 May;12(5):433-46.
  • Sastre C. III Edición Máster en Terapia Manual Osteopática: Casos clínico lumbo cíatica. Universidad Cardenal Herrera. 2011. Disponible en: http://dspace.ceu.es/bitstream/10637/4704/1/TFM_SastreArbona,Clara.pdf

BIBLIOGRAFÍA
  • Roggeman M. Standing Flexion Test. Physiopedia [internet]. [actualizado Marzo 2013; citado 21 Mayo 2015]. Disponible en: http://www.physio-pedia.com/Standing_Flexion_Test
  • Buckup K. Pruebas clínicas para patología ósea, articular y muscular. 1ª ed. Barcelona: Masson; 1997.
  • Cottant E. Les tests de provocation de la douleur de l’articulation sacro-iliaque [tesis]. Nancy: Universidad de Nancy; 2002.
  • AEXPE. Aexpebadajoz Blog: Test de flexión de caderas de Gillet. Badajoz. Noviembre 2014. [citado 21 Mayo 2015]. Disponible en: http://aexpebadajoz.blogspot.com.es/2011/08/test-de-flexion-de-caderas-de-gillet.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario