lunes, 12 de diciembre de 2016

DIFERENCIAS CALZADO MINIMALISTA Y NORMAL

¿Qué diferencias hay entre el calzado minimalista y el calzado normal? ¿Es lo mismo correr con calzado minimalista que con calzado normal?






¿Qué diferencias hay entre el calzado minimalista y el calzado normal? ¿Es lo mismo correr con calzado minimalista que con calzado normal?


La práctica de correr, o el “running” como se le conoce hoy en día es una manera de hacer deporte que cada vez cuenta con más adeptos. Mientras que algunos solo lo practican como una forma recreacional o de ocio, otros lo hacen para mantener e incrementar una buena capacidad cardio-vascular y pulmonar y un buen estado general de forma física.

Conforme aumenta el número de seguidores de esta disciplina también lo hace el de lesiones, aproximadamente entre un 37% y un 56% de los corredores sufren problemas musculo-esqueléticos y aunque el diseño de los calzados ha mejorado, la incidencia  de lesiones se ha mantenido similar durante los últimos 40 años, por ello se ha comenzado a cuestionar en gran medida si el calzado moderno que se utiliza es el adecuado, surgiendo así nuevas modalidades como la de correr descalzo, los barefoot y el calzado minimalista como alternativas para la prevención de lesiones.

Pero… ¿Qué es exactamente un calzado minimalista? Y ¿Por qué se le considera así?
Un zapato minimalista es aquel que ofrece una mínima interferencia con el movimiento natural del pie debido en parte a su gran flexibilidad, a la posición baja del talón (altura entre talón y dedos del pie), su peso, su espesor y la ausencia de un dispositivo de estabilidad y de control del movimiento. Entre todos estos parámetros existen además escalas que otorgan los diferentes grados de minimalismo, desde “partial-minimalist” o “full minimalist”, ya cerca de lo que son los barefoot, que imitan la forma de un pie descalzo.


Estos nuevos calzados lo que proponen es una forma completamente nueva de correr, aunque no del todo innovadora, ya que imita a como lo hacían nuestros antepasados de las cavernas, utilizando mucho más el ante-pie. El futuro del “running” se mueve pues en dirección al pasado más remoto encontrando una manera de correr basada en un aumento de la frecuencia del paso con una menor longitud de zancada y un aumento de la flexión de rodilla, así como en un patrón de pisada del ante-pié que parece resultar beneficioso a la hora de la prevención de lesiones. Se realiza la fuerza menos vertical contra suelo, con lo que el pié y el tobillo hacen menos flexión dorsal y un menor tiempo de contacto con el piso, disminuyendo de esta forma el impacto que sufre la extremidad inferior al apoyar.
En relación a lo descrito en el párrafo anterior, en algunos estudios se compara el calzado normal con los nuevos diseños que están emergiendo hoy en día, demostrándose que a diferentes velocidades, el tiempo de vuelo y de zancada fueron mayores cuando los corredores usaron calzados normales y que por ello tanto el tiempo de contacto con el suelo, como la velocidad a la que este se produjo tuvieron una duración mayor con calzados normales que con los zapatos minimalistas, los barefoot o el correr descalzos. Esto es debido a la transferencia de energía: cuando se pisa a mayor velocidad, es decir con más fuerza (zapato normal), los tiempos dedicados a la absorción, conservación y generación de la energía son mayores. Los datos que se obtuvieron resultan muy interesantes para el rendimiento deportivo y la prevención de lesiones.

Directamente relacionado con los efectos beneficiosos que pueden tener el uso de estas nuevas modalidades y calzados, encontramos un estudio, que se realizo con mujeres adultas que padecían osteoartritis. En este se compararon los efectos del uso prolongado del calzado minimalista frente al calzado normal en el dolor, en la función y las cargas mecánicas, obteniéndose resultados bastante interesantes, observándose mejoras en los pacientes como: la disminución del dolor, la reducción de la aducción de rodilla a la hora de andar y una mejora en la función de la articulación. Este estudio supone un primer avance para futuras investigaciones y tratamientos de dolencias articulares, fundamentalmente la osteoartritis.

Aunque como con todas las cosas buenas siempre hay un pero, y es que es necesario introducir estos nuevos calzados de forma progresiva y paulatina, ya que de otra forma producen los efectos negativos que queremos prevenir. Acostumbrados al calzado normal y a su patrón de pisada, los deportistas o personas que quieran comenzar a utilizar los barefoot o los minimalistas pueden lesionarse, es por tanto imprescindible andar (nunca mejor dicho) con cuidado, informarse de cómo debe ser la nueva manera de pisar e ir poco a poco. Para ello es fundamental obtener conocimientos de las diferentes escalas existentes en la clasificación de los zapatos minimalistas y así agenciarse el zapato adecuado que permita una correcta transición.


No cabe duda de que faltan muchas investigaciones, seguimientos y aportes que se deben hacer en relación a esta nueva “moda” y por lo visto hasta el momento, no parece que haya discusión, en que dentro de unos años la mayoría de los corredores practicaran su disciplina siguiendo otro tipo de patrones biomecánicos, que les permitan prevenir lesiones, llevar menos peso en carrera y ser más eficientes, ganando en economía de esfuerzo y consumo de oxígeno, revolucionando por completo el mundo del “running”.

Video rockers


Para la elaboración de este trabajo nos pareció muy interesante el realizar un vídeo con un sujeto que utilizase diferentes calzados y medir los tiempos de los rockers de pisada, para lo que se emplearon las siguientes zapatillas:



Ø  Adidas duramo, como calzado normal:


Ø  Nike rose, como calzado cercano al minimalista:

Ø  Escarpines Tribord, como barefoot:



Tras analizar el video y a pesar de que el sujeto grabado no estaba familiarizado con los patrones de pisada de cada calzado, se pueden apreciar unos resultados muy interesantes, que se relacionan con la propia biomecánica de pisada que se desarrolla automáticamente al cambiar de zapato, obteniendo los datos que podemos observar en la siguiente tabla:



TIEMPOS (seg)
ROCKERS
ADIDAS
NIKE
ESCARPINES

DE TALÓN

0:00:00:042 = 18%


0:00:00:046 = 17%


0:00:00:025 = 11%


DE TOBILLO

0:00:00:050 = 28%


0:00:00:075 = 28%


0:00:00:071 = 32%


DE ANTEPIÉ- DEDO

0:00:00:146 = 54%


0:00:00:146 = 55%


0:00:00:125 = 57%


TIEMPO TOTAL DE PISADA

0:00:00:238 = 100%


0:00:00:267 = 100%


0:00:00:221 = 100%



            Según los datos extraídos del video, se puede apreciar que los tiempos empleados con el calzado normal (Adidas) son muy similares a los realizados con las zapatillas Nike, pudiéndose notar una pequeña divergencia en el rocker de talón y más especialmente en el de tobillo, que posiblemente esté asociada al material: la zapatilla Adidas poseen una suela con materiales que proporcionan mayor amortiguación y rebote, lo que disminuye los tiempos de pisada.

            En relación a los escarpines (barefoot) si que se advierten unas diferencias más significativas. En este calzado el pié fue más en contacto con el suelo, por lo que hasta el sujeto del vídeo, sin experiencia, tiende a una pisada con un mayor patrón de antepié-dedo, reduciéndose el rocker de talón, y aumentando el de tobillo y sobre todo el de antepié-dedo, aunque comparado con las otras zapatillas el tiempo de esta fase se redujo considerablemente. Esto es debido a que este calzado dispone de una suela más fina, igual en toda su longitud (no hay drop), por lo que no realiza tanto contacto con el suelo al final de la pisada.

            Como se puede resaltar, el tiempo de pisada de los escarpines fue mucho menor que el de las otras zapatillas, siendo el mayor el de las Nike, posiblemente relacionado con que no disponían de los mismos elementos amortiguadores y de rebote que el zapato Adidas.

            Aunque solo se ha estudiado a un sujeto empleando diferentes calzados, los datos obtenidos son muy interesantes y permiten destacar los distintos elementos que hacen a cada zapato especial, subrayando sus características y como estas pueden influir en la biomecánica de la pisada a la hora de correr.


Bibliografía


1.      Perkins KP, Hanney WJ, Rothschild CE. The risks and benefits of running barefoot or in minimalist shoes: a systematic review. Sports Health. 2014 Nov;6(6):475-80.

2.      Esculier JF, Dubois B, Dionne CE, Leblond J, Roy JS. A consensus definition and rating scale for minimalist shoes. J Foot Ankle Res. 2015 Aug 19;8:42.

3.      Lorenz DS, Pontillo M. Is there evidence to support a forefoot strike pattern in barefoot runners? A review. Sports Health. 2012 Nov;4(6):480-4.

4.      McCallion C, Donne B, Fleming N, Blanksby B. Acute differences in foot strike and spatiotemporal variables for shod, barefoot or minimalist male runners. J Sports Sci Med. 2014 May 1;13(2):280-6.

5.      Fuller JT, Thewlis D, Tsiros MD, Brown NA, Buckley JD. The long-term effect of minimalist shoes on running performance and injury: design of a randomized controlled trial. BMJ Open. 2015 Aug 21;5(8).

6.  Trombini-Souza F, Fuller R, Matias A, Yokota M, Butugan M, Goldenstein-Schainberg C, Sacco IC. Effectiveness of a long-term use of a minimalist footwear versus habitual shoe on pain, function and mechanical loads in knee osteoarthritis: a randomized controlled trial. BMC Musculoskelet Disord.  2012 Jul 12;13:121.

7.   Fuller JT, Thewlis D, Tsiros MD, Brown NA, Buckley JD. The long-term effect of minimalist shoes on running performance and injury: design of a randomized controlled trial. BMJ Open. 2015 Aug 21;5(8).



Autores del artículo

Alejandro J. Almenar Arasanz
Javier Belsué Pastora
Vincent Cazalet
Carmen García Cilla
Ana Abad Sanz

No hay comentarios:

Publicar un comentario